Gigantografías: Cómo diseñar piezas de gran tamaño

A lo largo de nuestra etapa profesional nos ha tocado bregar con multitud de situaciones que desconocíamos o que simplemente hacíamos mal. Desde BlaBla Factory queremos allanarte un poco el camino y por ello iremos poniendo a tu disposición una serie de trucos o tutoriales sobre nuestra manera de hacer las cosas. Así pues, inauguramos nuestro blog con un breve tutorial sobre cómo diseñar elementos de gran tamaño, o lo que es lo mismo, cómo trabajar con infografías.

¿Qué es una gigantografía?

En diseño llamamos gigantografía a formatos de gran tamaño que normalmente se usan en aplicaciones de publicidad para exteriores, ya sea en vayas, MUPIS, lonas o billboards. En general, cualquier elemento que supere los 100×70 centímetros podría considerarse como una gigantografía.

¿Dónde está el problema?

El problema principal al que normalmente se enfrentan los diseñadores noveles es que tienden a realizar sus trabajos en archivos a tamaño real, es decir, a escala 1/1.

Imaginaros un diseño para un formato de valla de 8×3 metros… es posible que si sólo trabajamos con elementos vectoriales no lleguemos a tener demasiados problemas, pero si queremos añadir imágenes la cosa cambia y más nos vale tener el ordenador de la NASA porque lo más seguro es que bloqueemos nuestra máquina y que generemos problemas como:

Lentitud en el trabajo

El coste de trabajar con archivos tan grandes es una gran ralentización del ordenador. Cualquier cosa que hagamos, aunque sea solo un pequeño zoom, nos va a suponer un mundo y acabará desesperándonos.

Ordenador bloqueado

El siguiente problema llega a la hora de exportar el archivo. Si decides exportar un elemento de estas características te recomiendo que vaya a tomarte un café o a ver una película porque el proceso va durar. Es más, puede incluso que el ordenador quede bloqueado y tengamos que reinicarlo.

Archivos gigantescos

Si sobrevivimos al proceso de exportación nos vamos a topar de bruces con otro problemón: el archivo resultante va a ser gigantesco, y estamos hablando de al menos 2-3 gigas de peso.

Recuerda

Si diseñas una gigantoagrafía con archivos a tamaño real:
  • Ralentizarás tu ordenador.
  • Bloquearás tu máquina.
  • Obtendrás archivos enormemente pesados.

¿Qué tengo que hacer?

Ahora que ya sabes lo que no tienes que hacer te damos algunos consejos y te explicamos cómo solemos trabajar nosotros:

Trabaja con archivos a escala

Si tienes que diseñar una vaya de 8×3 metros (8000×3000 mm.) crea un archivo a escala 1/10 o 1/15  y trabaja con un documento de 800×300 mm. por ejemplo. Esto será más que suficiente para que nuestro ordenador no se bloquee y para la exportación que hagamos después.
Es muy importante que estos archivos a escala tengan al menos una resolución de 300 ppp.

Utiliza formatos vectoriales

Da igual qué programa utilices (Illustrator, Corel, Frehand…) pero es muy importante que trabajes con software de diseño vectorial. Si necesitas retocar alguna imagen puedes hacerlo aparte con Photoshop y después incluirla en tu documento vectorial. Asegúrate de que las imágenes también están a 300 ppp.

Un amigo es un tesoro

Esto que te digo no es ninguna tontería: un diseñador debe trabajar con empresas de confianza que en un momento dado puedan solucionarle este tipo de marrones de cara a entregar el arte final. Si tu no tienes esta suerte, lo que viene a continuación te va a interesar.

Creando gigantografías paso a paso

El método que te explicamos es el que solemos usar nosotros, pero seguro que hay otras maneras de hacerlo. Para esta explicación vamos a seguir las instrucciones tanto de Illustrator como de Corel Draw.

1-Prepara tu documento a escala

Recuerda que debes prepararlo a una escala aceptable (¡tampoco nos vayamos a miniaturas!) y que debes usar un programa de diseño vectorial. Para este ejemplo vamos a crear una valla de 8×3 metros.
Así es como debes configurar los parámetros en los dos programas: lo más importante que la resolución esté a 300 ppp. y que el color sea CMYK.

Tutorial_gigantografias_01

Configuración en Adobe Illustrator.

Tutorial_gigantografias_01_b

Configuración en Corel Draw.

2-Diseña tu valla

Al trabajar con formato escalado podrás hacerlo con mayor fluidez. En esta fase es muy importante que los textos y gráficos que utilices estén trazados (o convertidos a curvas, o vectorizados…) y que si vas a incluir imágenes éstas estén en modo CMYK y con una resolución de al menos 300 ppp.

3-Exporta tu archivo a pdf

Una vez tengas el diseño. lo siguiente que debes hacer es exportar tu documento a pdf.

Si trabajas con Illustrator debes ir a la ruta Archivo/Guardar como/ y en el tipo de archivo indicamos pdf. En los cuadros de configuración debemos fijarnos sobre todo en la pestaña de compresión, donde indicaremos que no se disminuya la resolución ni en imágenes en color, ni en imágenes en escala de grises ni en monocromos.

Tutorial_gigantografias_02

Exportando el documento en Illustrator.

Si trabajas con Corel Draw debes ir a la ruta Archivo/Publicar como PDF/ desplegamos el panel Preestablecido de PDF y elegimos Distribución de documentos. Una vez elegidos estos parámetros pinchamos en el botón de configuración y adaptamos los parámetros de las pestañas Color y Objetos como se muestran en la siguiente imagen:

Tutorial_gigantografias_02b

Configuración para exportar en Corel Draw.

4-Lleva tu PDF a Photoshop

Una vez tengamos nuestra valla a escala en PDF, arrastramos nuestro archivo al icono de Adobe Photoshop para abrirlo con este programa. Acto seguido, Photoshop nos va a mostrar un cuadro de configuración que debemos modificar. Tendremos que cambiar los datos de la escala por los del tamaño real, como ves en la siguiente imagen. No te preocupes si crees que 72 ppp. es muy poco. Al ser una imagen ideada para verse desde cierta distancia no se notará.

IMPORTANTE: Cambia primero la resolución y después el tamaño del archivo ya que si no el programa te devolverá un error.

Tutorial_gigantografias_03

Datos a modificar al abrir con Photoshop.

Conclusión

Como ves el proceso no es difícil y , en este caso, el tamaño final del documento sigue siendo abultado, aunque no es inmanejable teniendo en cuenta que es un archivo a tamaño real. Esto es porque mi archivo contenía un porcentaje alto de imágenes en el diseño. En cualquier caso, y como te comenté más arriba, lo mejor es poder trabajar todo en programas vectoriales, entregar las maquetas en estos mismos formatos y que sea la empresa de producción la que haga en proceso de arte final.

Esperamos que os haya servido, que compartáis si os ha parecido interesante y que comentéis vuestras dudas o vuestra forma de hacer este tipo de trabajos.

By | 2017-01-24T12:38:15+00:00 enero 19th, 2017|Diseño, Diseño gráfico, Herramientas, Programas, Publicidad, Tutoriales|0 Comments

About the Author:

BlaBla Factory es una agencia de comunicación especializada en diseño gráfico, web, comunicación online y marketing en internet.

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies